martes, 13 de septiembre de 2011

RED HOT CHILI PEPPERS - I'm With You [CRÍTICA]

Tan humanos como indestructibles

Los Red Hot renacen con frescura y nuevo guitarrista. El disco más nocturno y templado de su trayectoria sin perder su enérgica identidad inconfundible.

Hace cinco años la banda californiana lanzaba un doble disco titulado STADIUM ARCADIUM. Inmenso, espectacular, grandioso, completo y con la banda entera surfeando en el súmmum de su carrera. Anthony Kiedis volvía a gritar y dominaba las diversas melodías de su voz como nunca y el resto de los chicos daban una auténtica exhibición de rock y creatividad musical.

Entonces John Frusciante, que dio un nuevo paso adelante para convertirse en un ‘guitar hero’ con sus espectaculares riffs, vocales, y un sonido auténtico que ya daba mil vueltas por el mundo. Entre otras cosas le valió el título del mejor guitarrista de los últimos 30 años según la BBC.

Pero ahora todo eso es pasado, y I’m With You nace desde el crudo inicio de 'Monarchy of Roses', con una guitarra oscura y una distorsión en la voz del cantante que recuerda al último disco sin Frusciante a la guitarra: One Hot Minute. Todo queda en un espejismo cuando el estribillo ‘groovy’ irrumpe en los altavoces y el disco empieza recibiendo una inyección de vitalidad. 

El sonido picante de los Chili Peppers permanece intacto en ‘Factory of Faith’, la más ‘funky’ y cachonda del disco que empieza a confirmar dos cosas importantes: No han perdido su identidad y la transición de Frusciante al nuevo guitarrista Josh Klinghoffer no ha resultado violenta. Ya sea porque graban discos juntos o porque fue el quinto Chili Pepper durante la gira mundial de Stadium Arcadium pero el joven guitarrista ha sabido suceder a un dios sin parecer un mortal.

El nuevo inicio de esta nueva banda con el mismo nombre (así se auto definen ahora sus componentes) sigue dando sus primeros paso con la balada rock setentera sobre la muerte ‘Brendan’s Death Song’, con final épico incluido en el que Chad Smith hace también de las suyas.

Más funky con una de las más frescas y originales del álbum: 'Ethiopia'. Anthony Kiedis parece subirse a un árbol en una atardecer africano mientras canta al horizonte: “Tell my boy I love him so. Tell him so he knows”.

Seria y de bajo grave, 'Annie Wants a Baby' entra como lo hicieran Otherside en Californication o This is the Place en By the Way. Y es que desde los noventa se acabaron los discos de los Peppers dónde solamente se hablaba de juerga y sexo a pesar de que su productor desde el Blood Sugar Sex Magik en 1991 advirtió a la banda que no toleraría un disco sin “bugas y tetas" por aquel entonces. 

Esa seriedad y sensibilidad del cuarteto se ha visto más o menos en sus últimos discos pero siempre ha estado ahí. Como su sonido particular, ese que emana a chorros en ‘Look Around’, la canción más ‘red hot’ de todas, la que va a provocar un buen aluvión de palmas y saltos en su eminente gira mundial.

Pero si buscas algo más insólito, auténtico y algo arriesgado, no podemos olvidar el primer single de esta nueva era: ‘The Adventures of Rain Dance Maggie’. La línea de bajo serpentea en un ritmo nocturno en una canción en la que la guitarra de Klinghoffer reverbera en lo profundo, está ahí, pero no busca conducir la canción.

Estamos cansados de leer noticias antes de que un grupo de rock saque un nuevo álbum en las que se dice que la banda experimenta con sonidos latinos. A veces esos experimentos llegan a la mesa de mezclas y otras veces se quedan en el olvido. ‘Did I Let You Know’ late con un corazón de ritmos cubanos, trompeta y timbales, en la que Klinghoffer ya se anima a coger el micro para algo más que unos coros, “Take me home, take me home”, canta el íntimo amigo de la banda y de Frusciante.

Es un disco suave, en la que ‘Goodbye Hooray’ es la más salvaje del lugar y un engranaje importante en la lista de canciones del nuevo trabajo. La desmelena de los cuatro propicia unos riffs que recuerdan en parte a  Frusciante, un estribillo atractivo y una salida final de infarto que harán las delicias de los que buscan la corteza más roquera de estos señores.

Pasando por la marchante ‘Happinnes Loves Company’, la canción más vulgar del disco, el disco nos lleva al puente previo antes de llegar a las últimas calles del álbum. ‘Police Station’ cumple como una dulce y melódica balada acompañada del piano pero falla en un estribillo de melodía conformista y que deja que desear en cuanto a creatividad. ‘Even You Brutus?’ son los últimos pisotones de firmeza que da el disco en su madurez. Kiedis aguda su rima mientras el ritmo lo conduce un piano y la guitarra se lo pasa pipa en sus agudos.

Dentro de esta esfera final de tranquilidad me quedo con la sensibilidad, delicadeza, ternura y melancolía de ‘Meet Me at the Corner’. Hasta Klinghoffer se anima a cantar una estrofa completa él solito, como si quisiera también estar presente en la despedida de un disco que supone un nuevo comienzo, una nueva cara de un grupo que lo ha vivido casi todo, sobrevivido todo, y transformado su música cientos de veces sin perder su espíritu y seguir en forma como si de una nueva banda se tratase.

Pero los Red Hot no quieren tampoco decir hasta luego sin un último baile. Aunque éste sea uno de medianoche como es ‘Dance, Dance, Dance’, algo más íntimo y cercano al sueño. Una reconfortante canción que muestra de nuevo las intenciones de la banda, que, como decía Chad Smith en su Facebook hace unos días, es algo así como que: “La música no solucionará tus problemas pero te ayudará a bailar por encima de ellos”.

I’m with You le da juventud a una banda que lleva 28 años trabajando en lo que creen sin desfallecer. No por nada son la mejor banda de rock de los últimos 20 años. En las duras y en las maduras siguen ahí, ‘with you’, transformándose y volviendo a empezar con un buen disco que marcará una etapa importante en la historia de la banda.

Tracklist

1. Monarchy of Roses

2. Factory of Faith

3. Brendan's Death Song

4. Ethiopia

5. Annie Wants a Baby

6. Look Around

7. The Adventures of Rain Dance Maggie

8. Did I Let You Know

9. Goodbye Hooray

10. Happiness Loves Company

11. Police Station

12. Even You Brutus?

13. Meet Me at the Corner

14. Dance, Dance, Dance

2 comentarios:

Ulises dijo...

Buena crítica, "I'm with you" es un discazo, de lo mejor del año

Miguel Ruiz dijo...

Gracias Ulises! De lo mejor del 2011 sin duda. Ya solo falta disfrutar de su directo.

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...