martes, 14 de junio de 2011

Gemma Hayes - Let It Break

Destellos desde la nostalgia

Folk, pop, grunge, indie rock, jazz. Gemma Hayes está hecha de tanto que no deja a nadie indiferente. La irlandesa vuelve a demostrar que es la mejor en lo que hace con un disco que te partirá en dos.

La madera y el tapizado de la portada nos adentran en una habitación cálida y llena de historias. Tras la introductoria ‘Don’t Let Them Cut Your Hair’ comienza la primera parte del disco con los temas pensados para radio como ‘Keep Running’ o ‘Shock to my System’.

En estas primeras costillas del esqueleto de Let It Break, Hayes demuestra un dinámico despliegue de voz y se mueve entre los instrumentos como nunca. Su delicada, dulce y perfeccionada voz pone los pelos de punta junto con la ingeniería de sus sonidos.

En la portada Hayes sonríe y sujeta con los dedos una pulsera colorista e infantil. Una imagen que bien define ‘All I Need’, un tema que empieza sonando con un piano desenfadado al estilo de Regina Spektor y termina en una conjunción de cuerdas de producción exquisita.

Los títulos monosilábicos ‘Fire’, ‘Ruin’ y ‘Noise’ son tres joyas de una corona plagada de brillantez. La primera es una preciosa memoria a un amigo que se fue, la segunda un transito entre la vida onírica y la real que acelera el corazón, y la tercera una obra maestra teatral, dramática y profunda.

Pero este cuarto álbum aún tiene más: El semi jazz de ‘To Be Reside You’, es uno de esos temas que su compatriota Damien Rice no nos termina de traer de vuelta; la más folk de todas, ‘Sorrow be Gone’ es un río arrastra penas, y ‘That Sky Again’ es una pieza instrumental de piano y corales muy parecida a lo que nos tiene acostumbrado el canadiense Patrick Watson.

Pero si de verdad queréis oír a Gemma Hayes en plena explosión y estado de gracia, el tema que mejor define el perfil de esta princesa del folk es ‘There’s Only Love’. Un maravilloso tema que comienza solamente con ella y su Fender Telecaster mientras se van sumando elementos de percusión, sintetizadores y más cuerda en lo que termina siendo un chorreo épico de luz y amor. 

Quizás la única prescindible en el cuadro sea ‘Writtle Winter’, un relato sobre la perdida que Hayes casi solloza. Ya sea por el tempo o la temática, pero no hace mucho más que reiterar el concepto del disco, una sonrisa en la oscuridad plasmada en el conjunto del álbum.Una serie de relatos sobre abandonar el mundo de los sueños para abrazar la realidad cuando alguien llega, da la vuelta a todo y te hace sentir humano

Track list

1. Don't Let Them Cut Your Hair
2. Keep Running
3. All I Need
4. Fire
5. Brittle Winter
6. Shock To My System
7. To Be Beside You
8. Ruin
9. Sorrow Be Gone
10. That Sky Again
11. There's Only Love
12. Noise

2 comentarios:

V dijo...

Cuando uno cree que ya está todo inventado en ese magno espacio de chica folk con guitarra, me sorprendes con esta mujer extraordinaria a la que no conocía. Interesante y sugestiva. Un saludo.

Miguel Ruiz dijo...

Toda la razón, el panorama de chica 'idol' del folk está superpoblado y la mayoría son clónicas. Pero hasta la fecha no he encontrado nada parecido a lo que hace esta mujer. Cómo dan la vida los irlandeses por la música, ponen toda la carne en el asador.

Un abrazo 'V'!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...