miércoles, 17 de septiembre de 2008

Ellie Parker [2005]

El vacío de ser una actriz hollywoodiense


Los grandes actores muestran todo su potencial en aquellas películas en las que casi nunca están fuera de plano. Naomi Watts es Ellie Parker, una actriz de fracasos acompañada por una vida patética en Los Ángeles


El actor y director Scott Coffey se quedó con ganas de más después de trabajar con David Lynch y Naomi Watts en proyectos como Rabbits o Mulholland Drive donde participó como actor. De ahí ha bebido Coffey para rodar junto con su amiga Watts esta película dirigida y producida por él mismo y donde se regala el papel de noviete de Ellie Parker. Cámaras digitales, personajes espeluznantes, asco, pánico, tensión, y la destrucción paulatina del personaje principal son los elementos que Coffey toma prestados tras su experiencia con Watts y Lynch. Incluso la trama, una actriz que se tambalea intentando lograr el sueño prometido de ser una estrella de Hollywood en un mundo de mayores decepciones que alegrías, una historia muy similar a Mullholand Drive.


Mientras Ellie Parker es esa chica patética a la que todo le sale mal y olvida incluso su persona, Naomi Watts demuestra una vez más que es una de las actrices más comprometidas, valientes, creativas y audaces a la hora de ponerse en la piel de su personaje. La actriz australiana interpretó esta Ellie Parker en sus ratos libres entre gran producción y gran producción, pero el resultado es impecable. Watts lo borda, hace reír, hace sufrir y logra hacer tangible la piel de Parker, sus sufrimientos, inseguridades y fracasos. Cada vez que la protagonista entra en una habitación para una audición se crea una fuerte tensión y nos hace pensar, ¿Qué demonios hago yo en esta habitación?. Este film de poco más de hora y media puede llegar a crear dudas que asalten los sueños y esperanzas de todo aquel que quiera ser actor, esto no es la serie de Joey Tribbiani.


La banda sonora indie entabla la estructura de la película, algo que apoya ese estilo de “corto de hora y media” que consigue crear el director. Es el fracaso de la belleza, la perdida de identidad, la psicótica soledad o el patetismo divertido los sentimientos que van acompañados del apartado musical del film, sin llegar a eclipsar la escena en sí.


Ellie Parker es una película que bien podría valer de documental y algo de didáctica. Es un “hollywood no es lo que pensáis los que estáis fuera de él”, una crítica humorística y sin escrupulos sobre un mundo tan ambiguo, complejo y en ocasiones absurdamente perfeccionista dado el gran prestigio con el que carga a sus espaldas. Hollywood para Ellie Parker es una pesadilla dentro de un sueño, una jungla de princesas rubias donde el rimel corrido y las ganas de rendirse es el pan de cada día.



video

1 comentario:

Monochrome dijo...

uala! quiero verla pero ya!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...