miércoles, 12 de agosto de 2009

Nadie es más de aquí que tú

Homosexualidad a la 3ª edad


La multi-artista Miranda July pierde su virginidad literal en una obra escandalosamente divertida. Nadie Es Más De Aquí Que Tú es una recopilación de 16 relatos, algunos publicados previamente en prensa, sobre las relaciones humanas, el sexo, lo cómico de lo inmoral y el morbo destapado. Es lo doloroso y divertido de los rituales humanos, las manías, las pasiones y la dependencia.


Un padre explicándole a su hija el arte de masturbarse o dos ancianos teniendo su primera experiencia homosexual son algunos de los temas que flotan en el lago literario que la música-directora-guionista-actriz-performance Miranda July ha llenado para que el lector navegue, se escandalice y se ría de su propia reacción, presentando los retratos de personas de diferente edad y condición pero con algo en común: una dolorosa pasión.


Estas personas que nadan en el primer zambullido de July en el mundo de las letras son altamente sensibles en sus historias. A estos personajes imaginarios les ronda algo en sus cabezas imaginarias que es tan real y visceral que July tenía que escucharles y plasmarlo en su libro.


Por su ‘hilarismo’, por su amor a los pequeños detalles que son los que finalmente definen una sensación o situación, y por sus imprevisibles e impulsivos personajes de internas, profundas pero a la vez rutinarias inseguridades merece la pena pasar un rato por las 218 páginas de este libro de lectura rápida, amena y comiquísima. Sobre todo mientras llega su nueva película: Satisfaction.


En la calidez pulverulenta del cuarto de baño me sentí eufórica. El hecho de encontrarme sola hizo que me desenfrenara. Eché el pestillo y empecé a hacer ante el espejo una serie de gestos involuntarios, barrocos. Me saludaba a mi misma con la mano como una loca y retorcía la cara en medio de expresiones espantosas y hostiles. Me lavé lavé las manos como si fueran las de una niña chica: primero me forté una, después la otra. Experimenté un paroxismo de individualidad. El nombre científico de tal espasmo es el ‘Ultimo Hurra. Aquella sensación pasó enseguida. Me sequé las manos con una toalla azul diminuta y volví al dormitorio.

2 comentarios:

La Dama Se Esconde dijo...

Parece interesante. Me lo voy a apuntar en la libreta llena de sugerencias.

Biquiños

MRM dijo...

No te va a decepcionar Dama! :)
Qué tal esas vacaciones?

Muakk!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...