domingo, 12 de abril de 2009

El Buen Hombre (2007)

Hindúes en Nueva York


Gogol es un chico de padres que inmigraron desde la india para dar a sus hijos una vida llena de oportunidades en la ciudad que nunca duerme. Una historia de dos horas en la que el chico da tumbos entre la India y Estados Unidos buscándose a sí mismo.


Entre los tipos de películas sobre inmigrantes podemos encontrar: el género de comedia estúpida americana; comedia con un trasfondo cultural y emocional; de crítica hacia el país que acoge o al inmigrante que se instala; la película que busca retratar y dar a conocer una cultura; y la que describe el feedback entre el inmigrante y el local.


El Buen Hombre mezcla la crítica, la cultura india y la americana, la tragicomedia del que se ríe de sus miserias y el desengaño que supone para algunos inmigrantes el encontrarse con “la tierra de las oportunidades".


Ashoke y Ashima viven en Nueva York y tienen dos hijos. Uno de ellos es Gogol (Kal Penn, una suerte de Zach Braff hindú), nombre que le puso su padre por su escritor favorito, Nikolai Gogol. Este chico se adapta perfectamente a la cultura americana, hasta el punto que reniega de su nombre y la cultura de sus padres.


La película se mueve entre viajes entre la India y Estados Unidos, con una buena fotografía de Frederick Fermes (Night on Earth 1991). Gogol pasa de la fascinación por la cultura de un país a la del otro durante todo el largometraje. Su vida, sus relaciones, su familia… todo lo que gira en torno a él parece ser de gran relevancia y fascinación.


La película cae en una longitud finalmente agotadora. Se repiten ideas, conceptos, mensajes y situaciones que son perfectamente prescindibles. Posiblemente esto ocurra debido a que el film es una adaptación de la novela de Jhumpa Lahiri con el mismo título. Un libro se puede permitir aburrir al lector a veces porque se puede leer con pausas, pero una película es para verla de un tirón y, aunque este tipo de historias que cuentan la historia de dos generaciones familiares han de ser grandes, los 30-40 minutos finales son demasiado predecibles y manidos para un género de cine que pide innovar.



2 comentarios:

La Dama Se Esconde dijo...

La vi hace un tiempo y me pareció muy interesante y bien llevada. A destacar también la banda sonora. A mi la parte final no me resultó aburrida o reiterativa.

Te copio el enlace de lo que en su momento comenté:
http://tartarugamxica.blogspot.com/2008/04/el-buen-nombre.html

Bicos

MRM dijo...

Gracias Dama!

Sin duda el papel más significativo es el de Ashima, resulta fiel al perfil de la mujer en la cultura india, algo en lo que las parejas de Gogol no están dispuestas a convertirse o entender.
Es una película 80% India y 20% EEUU, aunque se pasen la mayor parte de la película en el segundo país, hay más referencias culturales del primero.
Aún no me parece un gran referente en cuanto a películas de inmigrantes, sino más bien una descripción de una cultura, etnia y tradiciones.

Muakk!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...